Bolsas de vacío para ropa: solución para ganar espacio en casa

Ya está aquí el otoño y ya llega el momento de guardar la ropa de verano. A lo mejor tú eres de  los que te faltan armarios, canapés o trastero donde colocar toda esa colección de prendas que no vas a usar en un tiempo. Recurrir a las bolsas de vacío para ropa puede ser una buena solución si tienes problemas de espacio en casa.

Envasar la ropa al vacío es un recurso fácil y económico ya que sólo es necesario bolsas de plástico y una aspiradora, que todos solemos tener en el hogar. Además, este tipo de almacenaje lo puedes encontrar  hoy en día en la mayoría de bazares o tiendas de bricolaje, a precios muy asequibles.

El uso de estas bolsas de vacío también es eficaz para los viajes de larga estancia. Así que si no sabes cómo hacer tu maleta en las vacaciones, y cómo meter toda la ropa dentro del equipaje, puedes recurrir a este tipo de envasado.

Incluso si vas a mudarte de casa es un recurso a tener en cuenta para almacenar tu textil, bien sea si lo haces por tu cuenta o si recurres a una empresa profesional de mudanzas de hogar.

Ventajas de las bolsas de vacío para ropa

Esta forma rápida y sencilla de almacenar tu ropa ofrece algunas ventajas sobre otras maneras de empaquetado, aunque como todo, también tiene sus inconvenientes.

Ventajas

  • Ahorro de espacio, en torno al 50% del volumen inicial.
  • Protege tus textiles del polvo y la humedad.
  • Mayor orden visual y mayor comodidad para encontrar las cosas.

Desventajas

  • No es recomendable para telas de tipo raso o prendas muy fáciles de arrugarse.
  • Al estar toda la ropa comprimida no puedes disponer de ella a diario, por ello se recomienda meter prendas que no vayas a usar en un tiempo.

Cómo almacenar ropa al vacío

Para envasar nuestra ropa al vacío sólo necesitas bolsas de plástico y una aspiradora: Introduce la boquilla del aspirador en el interior  de la bolsa y succiona el aire. Aguanta el extremo de la bolsa para que el aire no se escape, saca el tubo con cuidado y cierra rápidamente el envase con cinta adhesiva para que sujete bien la bolsa.

Y si prefieres usar las bolsas de vacío para ropa especiales, sigue estos 4 sencillos pasos:

  • Mete todo el textil dentro bien colocado y cierra la bolsa herméticamente.
  • Introduce el tubo de la aspiradora dentro del orificio de la bolsa y aspírala.
  • Quita la boquilla del aspirador y pon el tapón de la bolsa.
  • Una vez comprimida guárdala en el lugar que hayas elegido.

 

Si te han sido útiles estos consejos quizá te gustaría tener más ideas para empacar la ropa en una mudanza.

Y ya sabes que cuando tengas que hacer una mudanza de tu casa o de cualquier tipo, puedes pedirnos presupuesto sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *