mudanzas compartidas

Ventajas de las mudanzas compartidas

Realizar una mudanza de una casa o de una oficina es una tarea que hay que organizar con tiempo, y para la que hay que estar bien preparado físicamente, anímicamente y, también económicamente. Si estás pensando trasladarte a otro lugar, para evitar este impacto en tu cartera, tienes la opción de las mudanzas compartidas, también conocidas como servicios de grupaje.

Y es que muchas empresas profesionales de mudanzas, cada vez más, ofrecen estas mudanzas combinadas para poder abaratar el coste final de todo el servicio de traslado, carga y descarga de enseres, o montaje y desmontaje de muebles.

En Mudanzas Mobel Trans   tenemos 70 años de experiencia en todo tipo de mudanzas y también ofrecemos este servicio de fletes compartidos. El cliente sólo paga una parte proporcional del precio del viaje, lo que supone un importante ahorro económico frente a una mudanza clásica o individual. A este coste hay que sumarle el volumen de enseres que haya que trasladar, y si requiere de otros servicios como embalaje de la mercancía.

Para estos transportes combinados, la empresa de mudanzas es la que se encarga de reunir a todos los clientes y organizar al traslado de manera conjunta para llegar a todos los destinos y, a la vez, cumplir los plazos de entrega establecidos.

Todo en esta vida tiene sus pros y sus contras, y en el caso de los grupajes también ocurre. El único inconveniente es que el cliente tiene que adaptarse a la fecha que elija la empresa profesional de mudanzas, pero cuando no tienes la urgencia de trasladarte un día concreto o no tienes mucha mercancía como para llenar un camión completo, es una buena forma de ahorrarte un dinero. También es una solución si buscas mudanzas baratas.

Mudanzas combinadas, un aliado en los fletes internacionales

Donde realmente pueden ser útiles estas mudanzas compartidas son en los cambios de hogar a otro país o continente. El aumento de kilómetros y otro tipo de gastos que no son fijos, como tasas portuarias, aduanas y otros impuestos en el país de origen, hace encarecer el coste total de la mudanza.

Además, cuando hacemos una mudanza internacional no se suele llenar el contenedor entero con los enseres de un solo cliente. Se desaprovecha parte de este almacenaje que hay que pagar en su totalidad, pero al compartirlo con otros usuarios se amortiza el gasto.

Para las mudanzas internacionales hay dos tipos de grupajes. En el caso de los transportes combinados por tierra, los enseres suelen ir paletizados, o en cajones de madera o cartón, debidamente separados y etiquetados por cliente. Además, la ruta se diseña para optimizar costes y tiempo de entrega lo más posible.

En el caso de transportes marítimos, suelen ser siempre en contenedores compartidos, pero con las mismas medidas de seguridad y fiabilidad que si fuera una mudanza individual. En estos casos, las empresas profesionales de mudanzas se suelen ocupar de todos los trámites en las aduanas.

En Mudanzas Mobel Trans tenemos rutas semanales entre muchas provincias de España con  gran variedad de itinerarios diferentes de mudanzas compartidas. No sólo entre las ciudades más pobladas, también en municipios más pequeños, adaptando nuestro trayecto para llegar a cualquier rincón del mundo.

¿Quieres realizar una mudanza compartida? ¡Pide presupuesto sin compromiso!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *