Mudarse de casa

¿Te mudas de casa? Cómo afrontar el día D

Realizar una mudanza de hogar no es tarea de un día. Requiere mucha organización previa para poder ejecutarla de manera satisfactoria. Pero el “día D” de toda esta operación es sin lugar a dudas el día del traslado de tus pertenencias al nuevo destino. Es una jornada de cansancio y de nervios, por el esfuerzo que hay que realizar, pero también, por la mezcla de sentimientos y emociones al abandonar tu casa actual para empezar una vida en otra nueva.

Para que este día de la mudanza salga bien es imprescindible haber realizado un listado o inventario con todas las tareas que hay que acometer. En esta lista también deberías tener en cuenta la fecha ideal para hacer el traslado, ya que no es lo mismo mudarse en invierno que en verano, o entre semana que el fin de semana.

Si es una mudanza de una casa entera lo más recomendable es contratar a una empresa especializada.   Acuerda con ella todas las condiciones del contrato y la hora a la que vendrán a recoger y transportar tus pertenencias. Intenta evitar horas punta de tráfico y acuerda el itinerario más óptimo.

Tareas que hay que realizar antes de salir de casa

  • Deja cargado el móvil. Así tendrás batería por los imprevistos que puedan surgir o llamadas urgentes que tengas que recibir o realizar.
  • Apaga todos los electrodomésticos, cierra los grifos del agua y anota el consumo de los contadores de agua, gas y luz.
  • Revisa toda tu casa para que no se quede nada y si es posible déjala limpia.
  • Deja apartada la ropa para los primeros días en tu nuevo destino, y también algo de comida, a no ser que prefieras comprar comida para llevar o comer fuera.
  • En el caso de que tengas mascotas, intenta ese día apartarlos de todo el jaleo. A los gatos y perros también les afecta las mudanzas.
  • Si te ha sobrado algo de tiempo, intenta disfrutar y descansar de los últimos minutos del que ha sido tu hogar.

Traslado de tus pertenencias con la empresa de mudanzas 

Una vez ya has decidido qué empresa se va a encargar del traslado de tus enseres, tarea que debes dejar hecha con antelación, sólo hay que esperar a que el día indicado lleguen a pos tus pertenencias.

  • Intenta estar presente en el momento que llegue la empresa. De hecho, si es posible cógete el día libre.
  • Acuerda con el profesional de mudanzas todos los detalles del traslado, tanto la ruta para llegar al nuevo destino, como la colocación de los enseres en el nuevo hogar.
  • Revisa el contrato antes de firmarlo.
  • Si tú también vas a transportar algunas de tus pertenencias en tu vehículo, introduce lo de más volumen y peso al principio, y las cosas más ligeras encima o al final.

La llegada al nuevo hogar 

Por fin llegó el momento, aunque todavía queda mucho por hacer, pero es importante dar prioridad y acometer estas tareas por pasos:

  • Coloca las cajas y enseres en sus habitaciones correspondientes. Si las llevas etiquetadas te será más fácil hacerlo.
  • Si no pudiste acceder días antes del traslado a la nueva vivienda tendrás que conectar los electrodomésticos. En el caso del frigorífico, si lo traes de tu antiguo domicilio déjalo reposar durante 3 horas como mínimo antes de volver a enchufarlo. Si el frigorífico lo has traído tumbado, mejor déjalo sin enchufar todo el día. Una vez conectado a la corriente, espera unas 6 horas antes de colocar los alimentos.
  • Saca tus pertenencias de primera necesidad, como las de aseo, la comida y la ropa para los primeros días.
  • Conecta el resto de suministros como luz, agua o calefacción, y el teléfono o internet, en el caso de tenerlo ya contratado.
  • Si ya te vas a quedar a dormir ese día, monta las camas en el caso de que no lo estén.

Una vez ya tengas lo básico montado, organiza el resto de tareas que te queden para ir realizándolas paulatinamente hasta que esté todo listo…
y disfruta de tu nuevo hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *