Gestiones importantes antes de hacer la mudanza

Cuando uno cambia de casa es importante organizarlo con tiempo porque no sólo supone encargarte de lo que tienes en tu hogar y te llevas al nuevo domicilio. Alrededor de toda esta labor hay una gran cantidad de gestiones que son recomendables acometer antes de hacer la mudanza para que luego no haya sustos, imprevistos, y sobre todo, notificaciones con recargo que no contábamos con ellas.

La base de esta organización empieza por tenerlo todo bien apuntado. Por tanto, uno de los materiales que más vas a utilizar para preparar tu mudanza será el papel y boli con lo que darás forma a ese listado de tareas.

En este inventario, una de las primeras cosas que tienes que decidir es cómo y con quien hacer tu traslado. Mudarse de casa ahora es más fácil con las empresas de mudanzas. Si te decides por esta opción pide tu presupuesto  en varias compañías, y acuerda la fecha que mejor te convenga.

Si ya sabes cómo es por dentro tu nuevo hogar, evalúa las características del mismo para saber qué enseres de tu casa actual se adaptan al nuevo espacio disponible.  Algunos te servirán, pero otros tendrás que deshacerte de ellos. Si quieres venderlos, puedes anunciarlos en revistas de segunda mano, bien físicas u online, o aprovechar la gran cantidad de aplicaciones móviles que existen hoy en día para poder obtener un beneficio por tus pertenencias usadas.

Habrá muchas cosas de tu casa que ya no te sirvan o te sean útiles. Es el mejor momento para no seguir acumulando pertenencias innecesarias, y muchas de ellas también podrás regalarlas o donarlas a instituciones benéficas.

Cambios de dirección de los suministros básicos del hogar

En tu listado de tareas apunta todos los servicios básicos y suministros de tu hogar y llama a las compañías pertinentes para solicitar el cambio o para darlos de baja y contratar uno nuevo. Actualmente hay muchas empresas que ya emiten las facturas telemáticas por lo que será un buen momento para dejar de recibir tantas cartas en tu buzón y empezar almacenarlas de manera online.

  • Agua, luz y electricidad son tres servicios indispensables que necesitas en tu casa. Acuerda con las respectivas compañías la fecha de traslado de los suministros al nuevo destino.
  • Teléfono e internet. Si no cambias de municipio o zona de tarificación posiblemente puedas conservar el mismo número que tenías antes. Confírmalo con tu compañía.
  • Compañía de seguros. Contacta con tu aseguradora para que realice los cambios oportunos y tengas asegurada la nueva vivienda.
  • Bancos. Avisa a tus entidades bancarias del cambio de domicilio y revisa también las tarjetas que tengas.
  • Suscripciones de revistas y otras entidades de las que seas socio, también tendrás que cambiarlas de dirección o cancelarlas.
  • Gimnasios, actividades deportivas o culturales. Posiblemente, si te mudas de localidad, tendrás que buscar estos servicios en tu nuevo destino, y por tanto dar de baja los anteriores.
  • Correos. Para asegurarte de que no se extravíe nada informa de tu cambio de dirección en la oficina de correos que te pertenezca.
  • Avisa en el trabajo. Si eres trabajador por cuenta ajena dispones de un día libre por mudanza. Consulta las condiciones con la empresa porque pueden variar en función del convenio al que pertenezcan.
  • Escolarización de los niños. Si tienes hijos tendrás que buscar un nuevo centro y matricularlos.

Para los suministros básicos de la casa también puedes solicitar que te pasen en bloque las últimas facturas y que desconecten el servicio si es necesario. Y asegúrate de guardar todos los recibos de pago para evitar reclamos posteriores.

Estas son muchas de las gestiones que tendrás que realizar previamente a tu mudanza, pero no son las únicas. También hay bastantes trámites con las administraciones públicas y privadas que tendrás que resolver, y que puedes consultar en nuestro anterior artículo del blog.

Si piensas que podemos añadir alguna tarea más, estamos encantados que nos lo cuentes en los comentarios.

¿Te mudas de casa? ¿Ya lo tienes todo preparado? ¿Y la empresa de mudanzas?

Contacta con Mudanzas Mobel-Trans

Qué trámites tienes que hacer con las administraciones por cambio de domicilio

El cambio de domicilio, bien por temas personales o por cuestiones de trabajo, implica muchas más tareas además de montar y desmontar muebles, empaquetar enseres y ropa y luego transportarlos, o limpiar la casa.

Hay que ocuparse de más gestiones que son necesarias, sobre todo trámites con distintas administraciones públicas y privadas.Todos estas tareas, muchas de ellas tediosas, es importante acometerlas con tiempo necesario para no aumentar el estrés que supone ya de por sí una mudanza.

Antes de ver una por una estas gestiones administrativas, es importante decidir cómo vas a realizar este cambio de domicilio, si por tu cuenta o con una empresa de mudanzas. Aunque lo hagas por ti mismo también va a implicar un coste extra que tendrás que dedicar al alquiler de material y vehículo de transporte adecuado, e incluso el tiempo de otros familiares o amigos que tendrán que ayudarte.

Por tanto, lo más recomendable es contratar a una empresa profesional –asegúrate que sea legal- que tenga experiencia en mudanzas grandes, y que pueda garantizarte todo este servicio y apoyo que necesitas para mudarte de casa. Pide tu presupuesto  en varias compañías, y una vez decidas cual, acuerda la fecha para acometer este día D: el día del transporte de todas tus pertenencias.

Trámites con las administraciones por cambio de domicilio

Una vez ya tienes más encaminada tu mudanza vamos a ver los  trámites que tienes que acometer con las diferentes administraciones. Algunos los podrás hacer u organizar antes de mudarte pero otros ya serán en la nueva localidad donde vayas a vivir.

  • El certificado de empadronamiento. Es la primera gestión que tienes que hacer si te mudas de municipio. Acude al ayuntamiento de tu nuevo destino y solicita el cambio de residencia. Acuérdate de pedir varias copias de este certificado que te valdrán para el resto de administraciones.
  • Documento Nacional de Identidad o pasaporte. Renovar el DNI por cambio de domicilio es un trámite gratuito que es recomendable que hagas porque te va a facilitar futuras gestiones con otras administraciones, además de evitar complicaciones con el resto de domiciliaciones.

Puedes pedir cita previa para renovar el DNI,  por Internet  o llamar al 060. Posiblemente no tengas que llevar fotografías para solicitar el cambio de domicilio, sólo el certificado de empadronamiento.

  • Carné de conducir. SI eres conductor en activo tendrás que avisar en la Dirección General de Tráfico tu nuevo domicilio. Este trámite es gratuito y bastará con presentar el DNI actualizado, el certificado de empadronamiento o la tarjeta censal. Si no has cambiado de municipio debería valer un recibo de una factura de los suministros de tu casa. También puedes ver en internet los ayuntamientos con los que tiene convenio la DGT para hacer esta gestión.
  • Tarjeta de la Seguridad Social. Si eres afiliado puedes actualizar tus datos en la red de oficinas de la Seguridad Social o por internet. Este trámite es importante para poder recibir notificaciones y para solicitar un nuevo centro de salud.
  • Tarjeta sanitaria. Si quieres cambiar de médico, consulta cual es el centro de salud que te corresponde. Acude al mismo y solicita el cambio de facultativo en función del horario que te mejor te convenga.
  • Gestiones con Hacienda. Si eres trabajador autónomo, principalmente, y tu mudanza supone un cambio de domicilio fiscal, tendrás que realizar alguna tarea en esta administración.

Algunas de estas tareas que son necesarias acometer cuando uno cambia de domicilio podrás hacerlas de manera online si tienes el certificado digital o firma electrónica. Y es que las nuevas tecnologías también nos ayudan agilizar todas estas gestiones. Para organizar todas ellas dispones de algunas aplicaciones móviles que te hacen más llevadera la mudanza.

Además de estos trámites con las administraciones, también tendrás que realizar alguna visita más a alguna institución pública o privada, además de avisar a todos aquellos proveedores de servicios que tienes contratados en tu hogar, pero este tema ya lo veremos en los siguientes artículos de nuestro blog.

¿Cuántos días libres por mudanza te corresponden?

Mudarse de casa no es tarea de un día. Son muchas las acciones previas y posteriores que hay que realizar. Peso sin duda, el día clave es el día del traslado de los enseres principales, en el que todos intentamos tener la mayor disponibilidad para acometerlo y atender todos los imprevistos que puedan surgir. Por ello, una de las preguntas más repetidas que nos hacen nuestros clientes cuando se cambian de domicilio es cuántos días les corresponden por mudanza.

Aunque las empresas profesionales de mudanzas  nos encargamos de todo el proceso de desmontaje, carga y descarga de muebles y enseres, a los clientes les gusta estar presente ese día D, el día que tus pertenencias, recuerdos y vivencias cambian de lugar.

Pues vamos a resolver la pregunta que tú, si te has mudado o te vas a mudar de casa, seguro que te has hecho.

Actualmente, el trabajador asalariado tiene derecho a un día libre por mudanza, que además es remunerado. Así lo recoge el artículo 37 del Estatuto de los trabajadores, aunque no especifica si el traslado tiene que ser interprovincial o no, ni pone límites a los kilómetros de distancia entre la antigua casa y la nueva.

En el caso de que se traten de mudanzas temporales, como unas obras en tu hogar, limpiezas intensivas, fumigaciones, u otras situaciones similares, no puedes solicitar el permiso retribuido. Ya sería cuestión de ver este asunto, en concreto, personalmente con la empresa. Si no tendrías que recurrir a tus días de vacaciones si fuera necesario.

Días por mudanza según los convenios colectivos de las empresas

Algunos convenios colectivos de las empresas sí que permiten hasta dos días en función de la distancia. Por eso es muy importante consultarlo con la persona responsable de tu trabajo, y avisarlo con tiempo, como lo establece el Estatuto de los Trabajadores, y también, por ética profesional, para que en tu empresa puedan organizarse durante tu ausencia.

En algunos negocios la propia empresa suele ser comprensiva con estos asuntos y no ponen problemas a los días libres por mudanza. Incluso no suelen pedir ni el justificante. Esto suele ocurrir sobre todo en pequeñas y medianas empresas (PYMES) donde suele existir un trato más directo entre empleados y superiores.

Si tienes que justificar de alguna manera esta ausencia, bien puede ser con el contrato de la casa, aunque normalmente suele hacerse con el certificado de empadronamiento del nuevo destino.

Organiza tu mudanza con tiempo y de manera ordenada

Este cambio de domicilio no será la única que tengas que hacer a la hora de mudarte de casa. También tendrás que realizar gestiones en otras administraciones, como en Tráfico, Policía, Agencia Tributaria, Seguridad Social…

Por eso es muy importante que estas gestiones las apuntes en ese inventario o listado de tareas que hay realizar cuando uno se muda, para tenerlo organizado y no se te olvide nada. En esta lista, además de apuntar todo lo que te tienes que llevar, escribe también estas gestiones administrativas y burocráticas, incluso las que afectan a tu empresa, así podrás hacer tu mudanza más llevadera.

Realiza esta solicitud del día libre por mudanza en tu trabajo con tiempo, pero con la seguridad y certeza de que este día es un derecho que está recogido en los estatutos del trabajador, por lo que tienes el respaldo legislativo si lo necesitas.

Otra de las tareas que también tienes que apuntar es solicitar presupuesto a una empresa de mudanzas, ya que es recomendable que para estos cambios de domicilio tengas el apoyo y ayuda de una empresa con experiencia.

Pide tu presupuesto ahora sin compromiso.

¿Te mudas de casa? Cómo afrontar el día D

Realizar una mudanza de hogar no es  tarea de un día. Requiere mucha organización previa para poder ejecutarla de manera satisfactoria. Pero el “día D” de toda esta operación es sin lugar a dudas el día del traslado de tus pertenencias al nuevo destino. Es una jornada de cansancio y de nervios, por el esfuerzo que hay que realizar, pero también, por la mezcla de sentimientos y emociones al abandonar tu casa actual para empezar una vida en otra nueva.

Para que este día de la mudanza salga bien es imprescindible haber realizado un listado o inventario con todas las tareas que hay que acometer. En esta lista también deberías tener en cuenta la fecha ideal para hacer el traslado, ya que no es lo mismo mudarse en invierno que en verano, o entre semana que el fin de semana.

Si es una mudanza de una casa entera lo más recomendable es contratar a una empresa especializada.   Acuerda con ella todas las condiciones del contrato y la hora a la que vendrán a recoger y transportar tus pertenencias. Intenta evitar horas punta de tráfico y acuerda el itinerario más óptimo.

Tareas que hay que realizar antes de salir de casa

  • Deja cargado el móvil. Así tendrás batería por los imprevistos que puedan surgir o llamadas urgentes que tengas que recibir o realizar.
  • Apaga todos los electrodomésticos, cierra los grifos del agua y anota el consumo de los contadores de agua, gas y luz.
  • Revisa toda tu casa para que no se quede nada y si es posible déjala limpia.
  • Deja apartada la ropa para los primeros días en tu nuevo destino, y también algo de comida, a no ser que prefieras comprar comida para llevar o comer fuera.
  • En el caso de que tengas mascotas, intenta ese día apartarlos de todo el jaleo. A los gatos y perros también les afecta las mudanzas.
  • Si te ha sobrado algo de tiempo, intenta disfrutar y descansar de los últimos minutos del que ha sido tu hogar.

Traslado de tus pertenencias con la empresa de mudanzas 

Una vez ya has decidido qué empresa se va a encargar del traslado de tus enseres, tarea que debes dejar hecha con antelación, sólo hay que esperar a que el día indicado lleguen a pos tus pertenencias.

  • Intenta estar presente en el momento que llegue la empresa. De hecho, si es posible cógete el día libre.
  • Acuerda con el profesional de mudanzas todos los detalles del traslado, tanto la ruta para llegar al nuevo destino, como la colocación de los enseres en el nuevo hogar.
  • Revisa el contrato antes de firmarlo.
  • Si tú también vas a transportar algunas de tus pertenencias en tu vehículo, introduce lo de más volumen y peso al principio, y las cosas más ligeras encima o al final.

La llegada al nuevo hogar 

Por fin llegó el momento, aunque todavía queda mucho por hacer, pero es importante dar prioridad y acometer estas tareas por pasos:

  • Coloca las cajas y enseres en sus habitaciones correspondientes. Si las llevas etiquetadas te será más fácil hacerlo.
  • Si no pudiste acceder días antes del traslado a la nueva vivienda tendrás que conectar los electrodomésticos. En el caso del frigorífico, si lo traes de tu antiguo domicilio déjalo reposar durante 3 horas como mínimo antes de volver a enchufarlo. Si el frigorífico lo has traído tumbado, mejor déjalo sin enchufar todo el día. Una vez conectado a la corriente, espera unas 6 horas antes de colocar los alimentos.
  • Saca tus pertenencias de primera necesidad, como las de aseo, la comida y la ropa para los primeros días.
  • Conecta el resto de suministros como luz, agua o calefacción, y el teléfono o internet, en el caso de tenerlo ya contratado.
  • Si ya te vas a quedar a dormir ese día, monta las camas en el caso de que no lo estén.

Una vez ya tengas lo básico montado, organiza el resto de tareas que te queden para ir realizándolas paulatinamente hasta que esté todo listo…
y disfruta de tu nuevo hogar.

Cómo organizar una mudanza: materiales imprescindibles

Todo traslado, ya sea de casa o de oficina, siempre implica un cambio importante en nuestras vidas. Son muchas las cosas que hay que hacer, tanto para preparar nuestra marcha, como para adaptarnos y dejarlo todo listo y habitable en nuestro nuevo destino. Por eso, hoy vamos a ver cómo organizar bien una mudanza y, los materiales y herramientas que necesitas para acometerla con éxito.

Lo más aconsejable a la hora de afrontar esta tarea es contar con los servicios de una empresa profesional de mudanzas.  Su experiencia y saber hacer te va a aportar la seguridad de realizar el traslado de una manera eficiente, pero sobre todo te va a facilitar el trabajo y te va a ahorrar tiempo.

No obstante, independientemente de que te encargues por tu cuenta o externalices algunos los servicios, es fundamental tenerlo todo organizado y apuntado para que no se escape nada y poder controlar mejor los imprevistos que surjan.

Así que lo primero que vas a necesitar es papel y boli para hacer un inventario de todo lo que tienes que mudar y apuntar también, todas las tareas necesarias que esto conlleva. Si te gustan las nuevas tecnologías puedes aprovecharte de las diferentes aplicaciones móviles para hacerte más llevadera la mudanza.

Tener este listado revisado y actualizado te ayudará a rentabilizar tiempo y dinero. No sólo de lo que tienes que llevarte y comprar, sino del resto de gestiones y trámites que hay que realizar paralelamente a una mudanza. Y también de lo que no te tienes que llevar. Aprovecha para tirar o reciclar lo que ya no usas para que no ocupe un espacio innecesario en tu nuevo destino.

Herramientas y materiales necesarios para hacer tu mudanza

Para que no surjan imprevistos, lo tengas todo bien almacenado, y tus pertenencias estén correctamente protegidas, aquí te facilitamos un listado con los materiales y herramientas necesarios para realizar una mudanza:

  • Cajas de cartón, de diferentes tamaños, y bolsas de plástico para almacenar las pertenencias.
  • Usa tus maletas para guardar la ropa, sobre todo la que usarás los primeros días tras el traslado.
  • Para embalar y cerrar las cajas utiliza cinta adhesiva, film transparente y precinto de papel. También puedes usar una máquina de precinto para que esta tarea sea más sencilla.
  • Para proteger tus pertenencias utiliza plástico de burbujas, papel de periódico o rollos ondulados de cartón.
  • También puedes usar cajas ya preparadas con separadores para embalar la vajilla y la cristalería.
  • Aprovecha las mantas y ropa más vieja para meterla entre estos objetos frágiles.

También te puede venir bien:

  • Fundas de plástico para proteger las sillas, los sofás, los colchones, etc.
  • Cantoneras para las esquinas de cuadros, espejos, mesas…
  • Cúter y tijeras para cortar el plástico y desembalar las cajas.
  • Pegatinas o papel para etiquetar tus cajas y bolsas. También te vendrán genial para organizar tu ropa por temporadas y así luego guardarla de una manera más ordenada en tu nuevo hogar.

Todas estas herramientas te ayudarán y facilitarán la mudanza y te harán más llevadero el cambio de casa o de oficina.

Si estás interesado en contratar una empresa profesional pide tu presupuesto ahora sin compromiso.