Consejos para mudanzas internacionales

Mudanzas internacionales

Consejos y recomendaciones para ayudar a escoger la empresa de mudanzas internacionales adecuada y que más se ajuste a a las demandas del cliente.

Las mudanzas internacionales se agrupan en dos grandes áreas:

Mudanzas Terrestres

Son mudanzas hechas entre países Europeos. Es importante que el cliente se asegure de que la empresa de mudanzas tiene vehículos propios y realiza ella misma la mudanza, pues hay empresas que no tienen vehículos y subcontratan la mudanza a terceros.

Mudanzas Marítimas y Aéreas

Son las mudanzas realizadas entre países de distintos continentes. Exigir que la empresa de mudanzas se encargue del embalaje, recogida, estiba, gestión de aduanas, transporte y entrega en el domicilio de destino, responsabilizándose de todo el proceso. Es importante tener en cuenta la descarga en el destino ya que suele ser otra empresa de mudanzas diferente la que realiza este servicio.

Las mudanzas internacionales se pueden plantear de dos formas:

Mudanzas Combinadas

Este tipo de mudanzas son las más apropiadas para clientes que llevan poco volumen o que no tengan prisa y no tengan necesidad de realizar la mudanza en una fecha concreta. Las mudanzas compartidas o combinadas son mucho más económicas, pero el cliente tiene que entender que la empresa de mudanzas debe compartir un mismo camión con otros usuarios y las fechas deben ser flexibles para aunar todos los servicios.

Mudanzas Personalizadas o Directas

Estas mudanzas son apropiadas para cuando el cliente tiene que trasladar un gran volumen de enseres o para clientes que tengan la necesidad de realizar la mudanza en una fecha concreta. Son más caras que las mudanzas combinadas, pero el cliente elige cómo y cuándo se realiza el servicio.

Como en la mudanza internacional, se cobra por volumen, para optimizar costes el cliente debe tener muy claro que es lo que se necesita trasladar, evitando incluir en la mudanza objetos no útiles o no necesarios.

Las Mudanzas Internacionales a países no comunitarios precisan de engorrosos procedimientos y de la presentación y gestión de mucha documentación. Hay que asegurarse de que la empresa de mudanzas se encargue de gestionar el trámite de la exportación y la importación con autoridades aduaneras.

Es importante que la empresa de mudanzas se encargue de asegurar la carga en todo el proceso, tanto en carga como en descarga aunque sea otra empresa colaboradora al que el destino realice la descarga.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *