Cómo empacar la ropa en una mudanza

Realizar una mudanza completa de tu hogar implica organizar y tener en cuenta muchas cosas. Un punto importante es la ropa que usamos en la casa o para vestirnos nosotros. Por ello, una de las tareas de las que te tienes que encargar sí o sí en una mudanza es de empacar la ropa de manera eficiente para que  te ocupe el menor espacio posible y la puedas trasladar fácilmente.

Lo más recomendable es contratar a una empresa especializada y que te configure un presupuesto a medida para tu mudanza. No obstante, aquí te ofrecemos una serie de recomendaciones para que el embalaje de todo el textil de tu hogar puedas acometerlo de una manera ágil, ya que a veces con las maletas no es suficiente para transportar toda la ropa.

  • Pon todas las prendas a la vista para poder organizarla mejor en bolsas o cajas, y separa la ropa que vayas a necesitar pronto o nada más llegar a tu nuevo destino.
  • No guardes la ropa que creas que no vas a utilizar. Es el momento adecuado para deshacerte de la que esté rota y donar la que no te sirva.
  • Usa prendas viejas, u otras como toallas, para empacar objetos frágiles, como la vajilla o la cristalería.
  • Etiqueta todo por categorías. Separa la ropa por temporadas, según el uso y a quien pertenece y dónde irá ubicada en la nueva casa para que te sea más fácil colocarla luego.
  • Deja ropa ligera en los muebles y enseres que vayas a trasladar a la nueva casa.

Formatos para empacar la ropa en los cambios de hogar

Te aconsejamos que uses diferentes formatos, además de tus maletas, a la hora de empacar toda la ropa y el textil de tu hogar. Así te será más fácil transportarlo:

  • Usa cajas pequeñas. El peso de la ropa puede engañarte, y si usas cajas grandes, a la hora de transportarlas puede costarte más.
  • Utiliza cajas armario para vestidos, trajes o ropas delicadas. Estos soportes especializados, que vienen provistos de una barra sujeta perchas, los usamos para nuestras mudanzas de hogar.
  • Usa bolsas de plástico. Si estás pensando en una mudanza barata también puedes guardar la ropa que suele arrugarse menos, como toallas o sábanas, en bolsas de plástico grandes en lugar de hacerlo en cajas.
  • Aprovecha las bolsas al vacío. Incluso puedes usar bolsas aspirables. Una vez introducida la ropa sólo tienes que quitarle el aire con la aspiradora. Eso sí, ocupan menos espacio pero ésta se arruga mucho más, por lo que aconsejamos usar esta opción para ropa antigua o que no nos importe que se arrugue.

Consejos para cuidar tu ropa en los traslados

  • Coloca los artículos más pesados en el fondo de las cajas y pon los más ligeros encima.
  • Usa papel absorbente u otras telas para separar y/o proteger las prendas más delicadas.
  • Empaca la ropa limpia y seca para evitar malos olores en los traslados o cuando la vayas a utilizar en el futuro.
  • Guarda los zapatos en cajas independientes a la ropa para que ésta no se ensucie. Puedes usar las cajas donde las compraste o sino meterlos en bolsas. Para ahorrar espacio también puedes introducir algunos calcetines dentro.
  • Pon tus joyas por separado para que no se pierdan o dañen la ropa.
  • Si tienes sombreros guárdalos también en cajas grandes separadas. Para que no se doblen.

Y hasta aquí nuestras recomendaciones para empacar tu ropa en las mudanzas. Si estás interesado en nuestros servicios pide tu presupuesto ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *